12 de julio de 2022.- El metaverso está generando nuevos canales de consumo para usuarios. Desde la adquisición de parcelas, obras de arte digital, hasta moda virtual para avatares virtuales. Según el reciente estudio de Business of Fashion y la consultora McKinsey, en 2021 el gasto en bienes virtuales superó los $100.000 millones, atribuyendo el 30% a activos de moda virtual. Además se considera que las empresas centradas en la innovación y comercialización de bienes y servicios en el metaverso podrán generar entre el 5% y el 10% de los ingresos basándose en actividades virtuales y las skins serán uno de los principales protagonistas.

Por ese motivo, cada vez más marcas comercializan sus prendas virtuales en plataformas como Fortnite, Minecraft, Roblox y Animal Crossing, donde encuentran un nuevo escaparate. Se trata de una oportunidad de negocio para llegar a nuevas audiencias y hacer más accesible la ropa de las grandes casas de lujo, afirmaban desde Meta en la presentación de su primera tienda de moda virtual el mes pasado, donde ya se ha confirmado la presencia de Balenciaga, Prada y Thom Browne.

En la búsqueda de este nuevo consumidor, mayoritariamente millenial o Gen Z, se crea el modelo B2A, Business to Avatar, enfocado a cualquier producto o experiencia inmersiva en entornos virtuales. El metaverso se posiciona como un lugar de conexión, interconectividad y expresión donde cada vez realizaremos más actividades cotidianas como comprar, trabajar, jugar y disfrutar de un rato con amigos, actividades para las que necesitaremos un armario digital con distintos outfits.

Las posibilidades son ilimitadas, incluyendo la simulación de vuelos, habitaciones de hotel y otras experiencias. Además, algunas aerolíneas, como Boeing, se están enfocando en diseños de ingeniería inmersiva en 3D para crear un ecosistema digital unificado para la creación de servicios de aerolíneas. Este nuevo abanico de opciones, permite a los usuarios ‘probar antes de comprar’, pudiendo ver y probar el alojamiento, los vuelos y otros servicios que utilizarán en su próximo viaje.

En este sentido, los conciertos se han convertido en algunas de las actividades más populares. El usuario puede vivir una experiencia inmersiva a través de su avatar como si estuviera físicamente viendo a su artista favorito. Y, al igual que en un evento real, pueden interactuar entre sí, bailando, riendo y cantando. Ya sea un musical, un espectáculo de comedia stand-up, un micrófono abierto o un taller. En Fortnite ya se han dado conciertos como el de Travis Scott o el de Ariana Grande, que atrajeron a más de 25 millones de usuarios a la plataforma. 

Si tú también quieres potenciar tu marca en el metaverso, animación y gaming y desarrollar tus propias colecciones de moda virtual, infórmate sobre el nuevo Máster 3D en creación de Avatares y Skins.