9 de agosto de 2022.- La moda masculina no sólo ha cambiado y crecido vertiginosamente en las últimas décadas, sino que se ha convertido en uno de los principales motores del sector.

Euromonitor International, una de las principales empresas de investigación de mercados y análisis de datos del mundo, lleva más de 10 años siguiendo esta evolución, y cada nuevo informe anual supera al anterior: la moda masculina va a crecer mucho más rápido que la femenina en los próximos cuatro años, llegando incluso a superarla si se mantienen las tendencias actuales.

El hombre de hoy en día se preocupa más que nunca por su aspecto y estética. Según el informe, el 60% de los encuestados se siente «más atractivo» cuando cuida su imagen. Naturalmente, la expansión de la industria de la moda ha dado lugar a la apertura de más tiendas especializadas exclusivamente en ropa masculina, lo que ha dado lugar a una oferta más amplia y diversa de productos, estilos y tallas

El número de hombres que compran por Internet también ha aumentado considerablemente. Según Business Insider Intelligence el 40% de los varones prefiere comprar a través de Internet y las redes sociales. Este hecho se ha visto reforzado por los cambios en los patrones de consumo que hemos experimentado como consecuencia del confinamiento.

Una de las marcas españolas que más ha ampliado su gama de productos para este género es Mango. En 2008 introdujo Mango Men, llegando a representar en la actualidad el 10% de las ventas totales. El crecimiento lo acreditan a la pandemia, la falta de eventos sociales y relajación de los códigos de vestimenta en el trabajo y en la vida cotidiana. 

García Montero, Presidente de la Asociación Española de Sastrería, afirmó que “antes el 70% de nuestros pedidos eran trajes completos. Ahora, más de la mitad son pantalones y chaquetas de deporte pensadas para llevarlas en conjunto o por separado”. La nueva tendencia incluye ropa casual o deportiva como camisetas, sudaderas y otras prendas influenciadas por la generación z, reflejándose una estética, valores y visión diferente. 

Un ejemplo conocido es el de Palomo Spain, quien vende desde camisetas serigrafiadas hasta una camisolas desaladas que evocan la apariencia de la ropa del interior del siglo XVII. Palomo ha logrado la estabilidad financiera renunciando al puesto de honor que antes se otorgaba a toda empresa multinacional y pasando por showrooms y puntos de venta multicanal en París y Londres.

En su lugar, el diseñador prefiere vender online haciendo drops -lanzamientos graduales-, lo que crea expectativa para sus lujosas colecciones para aquellos fieles a la marca.

La moda masculina está en auge, comercial y creativamente hablando, lo que supone un momento perfecto para el hombre de salir de la zona de confort y atreverse a experimentar un poco con su aspecto.

Descubre ya nuestra formación en Patronaje masculino contemporáneo.