18 de octubre de 2022.- Hasta ahora, la venta de un producto marcaba el cierre de compromiso de una marca con un cliente, pero la evolución de la tecnología y la digitalización de procesos nos permiten ir más allá. Gracias al product ID, por un lado, se pone a disposición del cliente toda la información del producto, materiales, consejos de uso o estilo, incluyendo a quién ha pertenecido su propiedad, mejorando la trazabilidad, transparencia y confianza de su origen. Por otro lado, la empresa, marca o artista que lo ha creado, podrá conocer su recorrido y acceder a datos en tiempo real a lo largo de su ciclo de vida.

Los expertos afirman que este desarrollo amplía las oportunidades para los consumidores y las empresas. La tecnología blockchain permite que la gestión y verificación de la identidad digital se organice de manera segura, evitando algunos de los problemas más usuales en las bases de datos centralizadas. Es por ello que la identidad de producto se ha convertido en uno de los casos de uso más prometedores de esta tecnología.

Natasha Franck, fundadora del fabricante de identificación digital Eon, y Natalie Massenet, de Imaginary Ventures, defendían hace poco en Business of Fashion que la identificación individual de los productos es la evolución a conductos informativos individualizados. Pero antes de que los «pasaportes de productos» despeguen, las empresas deben alinearse con un conjunto de normas y participar en programas de prueba a gran escala.

Más información y transparencia con el cliente

Un ejemplo de marca que ha empezado a implementar el ID de producto individualizado es Polo de Ralph Lauren. David Lauren, Director de Innovación, cree que la introducción de las identificaciones digitales de productos «permite dar más a los clientes y mantener la integridad de nuestros productos a lo largo de su vida útil». Gracias al uso de esta tecnología, todos los productos de Polo «serán digitales», lo que marcará un importante punto de inflexión en el avance de la inteligencia de datos de nuestra industria.

Las opciones para generar dinero ya no se limitan a una venta del producto. Con esta identificación las empresas son capaces de implementar plataformas para la reventa de sus artículos, generando doble ingresos sobre  un mismo artículo y cerrar la brecha entre el cliente y la marca. 

Oportunidades para la sostenibilidad

El product ID permite al cliente acceder toda la información sobre la composición del producto que adquiere: desde el origen del material hasta el impacto de su producción, e incluso instrucciones sobre el final de la vida útil para fomentar un ciclo de vida circular.

Vitra es un ejemplo del uso de product ID para potenciar un modelo sostenibilidad. La empresa suiza de mobiliario se ha propuesto como objetivo establecer la identificación de cada uno de sus productos para el 2030, ayudando a que cada uno de sus productos dure el mayor tiempo posible y facilitar su reciclaje y eliminación.

Además, hay que tener en cuenta que las identificaciones digitales son un primer paso para conectar a los clientes con iniciativas web3 como el metaverso, y pueden facilitar la reventa y recompra de artículos. También pueden hacer posible que las empresas y las personas influyentes obtengan derechos de autor por las compras.