2 de noviembre de 2022.- Si navegas por el sitio web de retail como Revolve, verás una lista personalizada creada por algoritmos, de recomendaciones basada en tus búsquedas anteriores o artículos similares que te pueden gustar en función de los que ya has visitado.

Los motores de recomendación son una de las herramientas más habituales hoy en día en ecommerce y plataformas. Facilitan la búsqueda al usuario y dan visibilidad a productos o servicios con altas probabilidades de ser adquiridos gracias a criterios previos marcados por algoritmos. 

Según estudios propios de Netflix, los usuarios empiezan a perder el interés tras 60 o 90 segundos de elección. Gracias a los algoritmos, la plataforma ofrece un motor de búsqueda, valorado en mil millones de dólares anuales según la empresa, basado en los comportamientos y preferencias del usuario que permite a los suscriptores encontrar contenidos afines y relevantes rápidamente sin llegar al umbral de pérdida de interés.

Los algoritmos pueden utilizarse para controlar y fijar los niveles de precios de los minoristas en línea. Ayudan a encontrar el precio adecuado para los productos y maximizar la rentabilidad. Tienen en cuenta distintas variables para encontrar la mejor combinación.

También ayudan a prever los niveles de inventario que necesitan los minoristas utilizando motores de estimación de la demanda. Al pronosticar la demanda utilizando diferentes factores, el ajuste es más sencillo y evita el exceso de stock, solicitando más unidades de aquellos productos que son tendencia o descartar aquellos productos que no han sido vendidos o visitados.

Otra de las funciones de los algoritmos es el aprendizaje automático para el reconocimiento e identificación de imágenes, a través de coincidencias visuales. 

Google es una de las empresas más avanzadas en el uso de algoritmos. Un ejemplo es la búsqueda por imágenes, que permite reconocer la fuente, lugar o significado de una imagen simplemente subiéndola a su motor de búsqueda. También acaba de anunciar una nueva herramienta, «Shop the look», en la que se propone un look en función de las búsquedas del usuario y muestra ítems similares para que el usuario pueda crear ese look con un estilismo propio.

Si lo tuyo es el retail y quieres aprender como implementar la tecnología para mejorar tu negocio, apúntate ya al Plan PRO para sacarle el máximo beneficio a los cursos de La tecnocreativa.