28 de febrero de 2022.- Cuando las marcas quieren llegar a nuevas generaciones, solo pueden hacerlo adaptándose a las nuevas tendencias y gustos, un público joven y digital que, según Vanity Fair, en 2035 supondrá el 40% del mercado del lujo. Las marcas de Alta Costura tienen como herramienta la imagen y el propio legado que trae consigo, los grandes nombres que han marcado la moda y las tendencias como las entendemos hoy. Además del valor de los procesos a medida y la artesanía.

Una de las marcas pioneras en dar un giro en sus estrategias para llegar a las nuevas generaciones, es Dolce & Gabbana, quién incluyó a los Youtubers del momento como Cameron Dallas o Juanpa Zurita en la presentación de su colección en 2017, una acción que tuvo grandes repercusiones en canales digitales. A partir de ahí, los youtubers, comenzaron a tener mayor importancia dentro de las grandes marcas, como Emma Chamberlain, quién se convirtió en imagen de Louis Vuitton y fue nombrada por la mismísima Anna Wintour presentadora en la Gala Met. 

La diversidad y la inclusión son algunos de los temas que más preocupan a las nuevas generaciones, y las casas de moda se suelen enfrentar con regularidad a controversias sobre temas de apropiación cultural, racismo o sexismo. En este sentido, Chanel fue una de las pioneras en crear un departamento para la gestión de estos temas y nombró a Fiona Parterger Directora de la Diversidad y la Inclusión. Poco después, la firma Gucci también mostraba su compromiso en la materia y posicionó a René Tirado como Jefa Global de Diversidad, Inclusión y Equidad. En esta misma línea, la Chambre Syndicale ha querido contar con el primer diseñador afroamericano en la Haute Couture Week, el activista de #BlackLivesMatter, Kerby Jean-Raymond.

Otro de los retos también es situarse en los canales y plataformas más utilizados por estos públicos. En este sentido, Tik Tok se ha convertido en el canal en el que sí o sí, las marcas deben posicionarse para poder estar presentes en las mentes de los consumidores más jóvenes. PradaLouis Vuitton, entre otras, utilizan esta red social para presentar sus colecciones e interactuar con nuevas audiencias.

Aunque no podemos hablar de canales sin hablar de los contenidos. El storytelling gana protagonismo en las estrategias de comunicación y se convierte en la principal táctica a través de colaboraciones entre marcas e influencers para generar engagement con la audiencia. Dior, bajo la dirección creativa de Maria Grazia Chiuri, es un claro ejemplo de cómo una marca, con un gran legado y tradición, puede evolucionar y adaptarse al presente.

Las marcas de Alta Costura y los negocios del sector lujo deben adaptarse tan rápido como lo hacen las tendencias y saber cuándo maniobrar si algo no funciona. Por eso mismo, las empresas requieren de profesionales que estén conectados a la industria real y que no dejen de aprender y de actualizarse nunca.

En La tecnocreativa ofrecemos formación en Alta Costura con el expertise de Basaldúa, una firma que lleva más de tres generaciones en procesos enfocados en la calidad y en el detalle. Y también, en Moda Digital y Metaverso, para aquellos que quieren sacar el máximo partido de las herramientas digitales y diseñar en espacios virtuales. Todo pensado y creado por y para los nuevos profesionales.

¿Contamos contigo?