10 de mayo de 2022.- A lo largo de la historia, el fútbol se ha considerado el deporte de las clases más desfavorecidas ya que ha atravesado todas las capas de la sociedad, motivo por el cuál las marcas no querían ninguna asociación, ni con los futbolistas, ni con los clubs de fútbol. 

Esto cambió cuando en 1990 el futbolista David Beckham decidió adentrarse en el mundo de la moda, siendo el protagonista de diversas campañas, entre ellas Calvin Klein. A partir de ahí, surgieron varios patrocinios de marcas de moda con los clubes de fútbol europeos.

En 2021, y por primera vez, la conocida marca de lujo Dior se nombra como patrocinadora del club de fútbol PSG, logrando que todos sus participantes se vestirán de la firma fuera del campo. Un equipo que durante los últimos 10 años ha estado creando marca más allá de los campos de fútbol, el resultado fue una colección que incluye desde ropa urbana hasta alta costura y calzado. 

Emporio Armani decidió seguir al conglomerado LVMH y diseñó la equitación del club de fútbol de Napoli para la temporada de 21/22. Hugo Boss no se quedó atrás en esta tendencia y es la casa encargada de vestir al equipo de Real Madrid , sacando también una colección llamada “La moda de nuestros futbolistas”, permitiendo a los seguidores comprar los trajes y las prendas que lucen los jugadores fuera del campo. 

El fútbol no es el único deporte que se ha adentrado en el mundo de la moda. En la  Fórmula 1 se puede apreciar como la vestimenta de los corredores ha cambiado dentro y fuera de la pista. Puma viste a las escuderías más poderosas de esta temporada, RedBull,  Ferrari  y Mercedes. Una estrategia clave para las marcas ya que se posicionan, como vimos con Max Verstapen, quien actualmente tiene el título, en uno de los momentos más importantes de las competiciones, cuando los pilotos se suben al podium. Tommy Hilfiger recientemente ha vestido al equipo de Mercedes fuera de pista, haciendo que Louis Hamilton, considerado uno de los mejores corredores de todos los tiempos, luzca su logo en todas las entrevistas. 

Los lazos de La Fórmula 1 y la moda se estrecharon este año con la aparición de algunos corredores en la revista Vanity Fair. En donde lucieron atuendos de Louis Vuitton,  Alexander McQueen, Gucci y  Hermès.

La firma The Elder Statesman editaron el merchandising de cada uno de los equipos de la NBA, convirtieron las famosas prendas de algodón a cashmere, cambiando también el precio a 1.745 euros los jerséis con el logo de los Lakers o 475 euros el gorrito de los Chicago Bulll.

Fashion Institute of Technology de Nueva York, una de las universidades dedicadas al diseño más prestigiosas del planeta, ha colaborado con la liga de fútbol americana, la NFL, para rediseñar los logos de sus 32 equipos. 

Esta tendencia ha llevado también a que las marcas de lujo colaboren con marcas de sportswear, como la colección de Gucci x Yankees, la novedosa colaboración de Gucci con Adidas, incluso dentro del mundo de la joyería de lujo como Tiffany And Coº con Supreme New York. 

Se trata de una relación recíproca, así como la moda ha influenciado el deporte, el deporte ha influenciado a la moda. El polo de Lacoste, un icono del tenis que está apunto de cumplir 90 años, ahora forma parte del ADN del streetwear, al igual que las zapatillas Converse pensadas en un principio para baloncesto, las zapatillas de running de New Balance y las de tenis Munich, que ahora usamos en nuestro día a día. 

Si te interesa desarrollar tu creatividad en el moda sportswear, no te pierdas el curso de Creación digital de una Colección Sportswear en el que se une el know how de las técnicas tradicionales, con todas las ventajas de la Moda Digital para que aprendas a crear tu propia colección.

Consigue tu matrícula con un 20% DTO con la PROMO actual usando el código: MIDSEASON22
Si eres alumn@, consúltanos sobre condiciones especiales.
Hasta el 15 de mayo inclusive*