21 de junio de 2022.- El mundo laboral está en constante cambio. Aquellos que acaban de terminar sus estudios y se enfrentan al mercado laboral por primera vez, pueden tener inseguridades y miedos ante entrevistas y procesos de selección. Preparar antes las posibles preguntas, conocer la empresa por la que se postula y el puesto, son algunas de las claves para mostrar más seguridad ante el entrevistador.

✅ Antes de aplicar a cualquier oferta de trabajo necesitas un buen currículum vitae. Tu CV es tu carta de presentación ante toda institución a la que busques acercarte. Debe mostrar tu formación, experiencia y conocimientos relacionados con la vacante y todos los datos clave que te diferencien de otros candidatos y ayuden al entrevistador a decidir si eres o no la persona idónea. Es importante mantener el currículum actualizado y adaptado al puesto al que se postula.

Recuerda incluir nombre y apellidos, la ciudad en la que vives, datos de contacto como teléfono y correo electrónico, educación, experiencia laboral y habilidades específicas como idiomas, softwares y aplicaciones. 

🚫Evita: Teléfonos de familiares, objetivo profesional, dirección completa, estado civil, nacionalidad, religión, salario, y gráficas.

Saber dónde buscar trabajos según tu campo y experiencia. Si te acabas de graduar, la mejor manera de buscar empleo es en portales específicos como: Primerempleo, StudentJob, Bewanted e Infojobs. No te olvides de metabuscadores como Inneed, Jooble con palabras específicas que definan lo que estás buscando: “Junior” “Beca” “prácticas” “trainee” “graduado” “asistente” 

Perfil en LinkedIn. Es la mayor red social profesional del mundo y te proporciona una imagen profesional en Internet. Es una forma de mantener un contacto directo con tu área de trabajo. Añade a tu red a toda persona que consideres relevante en tu carrera profesional y sigue a páginas de empresa y grupos de debate para estar actualizado, interactuar e intercambiar información. Toda tu actividad repercutirá en tu perfil profesional.

Al ser una red social, es la herramienta más indicada para mantenerte al día sobre la actualidad de tu sector. Además, la propia plataforma ofrece formación para seguir ampliando conocimientos.

La preparación es clave. Según vayas avanzando en el proceso de selección, y pases a la fase de la entrevista, es imprescindible estar preparado. Tanto si es presencial como online, hay que llevar algunas preguntas pensadas y posibles respuestas, y conocer la empresa a la que estás aplicando, lo que demostrará tu gran interés por el puesto. Es recomendable mostrar entusiasmo, confianza y seguridad, realizar consultas y aclarar dudas sobre el puesto y transmitir que eres el mejor candidato para el puesto.

🚫 Evita llegar tarde, presentarse sin arreglar, ir acompañado si es presencial, mostrar desgano o pesimismo. 

✅  Muestra tu lado más profesional. Lo último, pero no menos importante, es poner en valor tus habilidades profesionales. En este caso no hablamos de problemas técnicos o de softwares que sepas manejar, sino más bien de las ‘soft skills’ o habilidades blandas. La comunicación, la inteligencia emocional, la resolución de problemas o el pensamiento crítico, entrarían dentro de esta categoría. El comportamiento maduro y profesional es fundamental para las empresas que están buscando personas en las que puedan confiar y tomar la iniciativa.