28 de marzo de 2022.- Las Fashion Weeks y los grandes desfiles han sido eventos exclusivos a los que solo podía acudir un reducido número de invitados, pero gracias a las nuevas tendencias digitales, todo esto está cambiando. 

En la primera edición de Metaverse Fashion Week, organizada por Decentraland (24-27 de marzo), han participado decenas de marcas: Estee Lauder, Puma, Philipp Plein, DKNY, Karl Lagerfeld, Dolce & Gabbana, Selfridges, Forever 21, y Perry Ellis America, entre otras.

Los miles de visitantes han podido asistir a presentaciones de colecciones de Moda Digital, música en vivo, visitar galerías, acudir a conferencias, e incluso, comprar prendas digitales, a través de NFTs. Hugo (parte del recién renombrado Hugo Boss) ha sido una de las marcas en firmar un acuerdo de colaboración con el socio de MVFW, Boson Protocol, lo que le ha permitido poder realizar transacciones de sus productos durante las jornadas. 

La MVFW ha sido un punto clave en la evolución de la Moda Digital y Metaverso, brindando a las marcas la oportunidad de experimentar en entornos virtuales y llegar a nuevos públicos. Decentraland es una de las pocas plataformas abiertas conocidas, en la que varios visionarios ya han adquirido terrenos para crear sus propios metaversos.

Los NFTs daban la oportunidad al cliente de invertir en activos digitales y usar las prendas en su avatar, o incluso marcas como Tommy Hilfiger, permitían intercambiarlos por accesorios físicos de marca. En algunos casos, la experiencia iba un paso más allá y mediante un código QR los participantes podían ver una representación 3D realista de los objetos en el espacio físico donde se encontraran.

Los avatares virtuales también han sido protagonistas estos días. Para acceder, los asistentes tenían que crear y personalizar y, por supuesto, vestir a su gemelo virtual con el que luego interactuaban dentro de la plataforma. Una vez adquirían las prendas digitales disponibles en los distintos entornos, pasaban a formar parte de su armario digital dentro de la plataforma.

Al igual que en las Fashion Weeks físicas, los eventos ocurrían en entornos diferentes, algunos de ellos con una gran posicionamiento de marca, como fue el caso de Selfridges y Forever 21, que compraron propiedades virtuales para establecer sus tiendas insignia. Cualquiera podía acceder a la mayoría de estos espacios, e incluso, vincular sus wallets para comprar los activos digitales con criptomonedas. Algunas marcas se guardaron acciones exclusivas para compensar la adquisición de NFTs, dando accesos especiales o artículos gratuitos.

“Queremos ayudar en el proceso de incorporación e impulsar la creatividad y mostrar a todos lo que es posible”, dice Sam Hamilton, Director Creativo de Decentraland Foundation, la organización sin fines de lucro que supervisa la plataforma del mundo virtual en 3D. “Hacemos esto para compartir con la comunidad y dar visibilidad a las marcas. Es una forma de atraer a más personas a la plataforma y hacerla más atractiva para los usuarios”.

El evento se quiere posicionar como una referencia para las semanas de la moda virtual, en lugar de un acto virtual único y aislado, como habíamos visto hasta ahora. Los desfiles de moda digitales anteriores incluyen la semana de la moda totalmente digital de Helsinki y el evento de moda de realidad virtual Fabric of Reality. Las marcas más pioneras han realizado este tipo de shows y presentaciones desde 2020, incluido el Afterworld de Balenciaga o la presentación de la colección de sportswear solo-digital 2:15:16,2 de Basaldúa.

La Moda Digital ha pasado de ser un nicho a convertirse en una tendencia mundial, cobrando cada vez más importancia en estrategias de marca, comunicación, marketing y, por supuesto, producto. 

¿A qué esperas para entrar en este nuevo entorno? Aprende las herramientas digitales de última generación y cómo sacarle el máximo partido a tus diseños. Consulta nuestra formación en Moda Digital.